¿Qué es el Focusing?

Fundado por el Dr. Eugene Gendlin, de la Universidad de Chicago. Es una herramienta sencilla y práctica que ha mejorado la calidad de vida de miles de personas alrededor del mundo.

El Focusing te enseña a detenerte, creando la posibilidad de escucharte a un nivel de conciencia mas profundo y transformar tu realidad y tus patrones de vida. Es el proceso en el que se pone énfasis en el cuerpo como fuente de información e innovación.

Se trata de “enfocar” y de encontrar esa “sensación sentida” en nuestro cuerpo. La sensación sentida es un nivel más profundo de conciencia. Nuestro organismo forma una sensación sentida acerca de cada conflicto, cada problema, cada decisión o situación, ya que atesora toda la información de cada experiencia vivida.

Es a través del dialogo interno con esta sensación sentida grandes descubrimientos y cambios ocurren.

¿Para qué me sirve el focusing?

50 beneficios del focusing

  1. Saber lo que tu presentimiento te quiere decir.
  2. Tomar decisiones acertadas.
  3. Confiar en ti mismo.
  4. Ser gentil contigo mismo.
  5. Ir con el flujo natural de la vida.
  6. Superar barreras.
  7. Ser fiel a lo que deseas en la vida aunque no sepas bien como obtenerlo.
  8. Divertirse con los desconocido.
  9. Saber que puedes articular fácilmente.
  10. Conocer tu verdadera creatividad.
  11. Hablar desde tu ser genuino.
  12. Superar conflictos internos.
  13. Encontrar lo valioso en el conflicto interno.
  14. Encontrar el regalo en (ti) tus síntomas.
  15. Salirse del camino traqueteado.
  16. Forjar nuevos caminos.
  17. Resolver el dolor físico.
  18. Ser brillante.
  19. Ser tu mismo.
  20. Superar la vergüenza.
  21. Sentirte en paz.
  22. Ser de ayuda para tus amigos en crisis.
  23. Estar atento a las señales sutiles.
  24. Transformar por completo a tu crítico interno.
  25. Aceptar radicalmente todo en ti.
  26. Habitar por completo tu cuerpo sabio.
  27. Escucha a tu niño interno y externo.
  28. Detén adicciones sin forzarte.
  29. Resolver traumas.
  30. Tener buenos límites.
  31. Saber que eres un proceso y no un problema.
  32. Sanar enfermedades y lesiones con mayor rapidez.
  33. Conectarse con lo que es.
  34. Escucharse a uno mismo.
  35. Tener emociones.
  36. … pero que tus emociones no se apoderen de ti.
  37. Liberarse de cosas (issues, problemas) viejas (os).
  38. Vivir sin depresión.
  39. Estar centrado (enfocado, sin distracciones).
  40. Estar sin angustia.
  41. Estar en onda.
  42. Intuir lo que tu cuerpo realmente quiere comer.
  43. Dormir con mayor facilidad.
  44. Darle una presencia tranquila a tus propias sensaciones.
  45. Vivir tu propia vida.
  46. Romper el molde.
  47. Atreverse a ser uno mismo y amarlo.
  48. Ser exuberante y tranquilo a la vez.
  49. Dejar que la vida te sorprenda.
  50. Amar quien eres.